Follow by Email

jueves, 8 de marzo de 2012

#StopKony y la aguja hipodérmica


Ya muchos habrán visto el video de Stop Kony o Kony 2012 por ahí. En Youtube alcanzó hoy más de 7 millones de visitas y de seguro en Facebook viste algunos post (en donde me incluyo) refiriendo el famoso video. La película de 30 minutos busca crear conciencia en el mundo sobre Joseph Kony, el criminal de guerra ugandés que ocupa el primer lugar en la lista de más buscados de la Corte Penal Internacional. Fue producido por la ONG norteamericana Invisible Children.

Me llamó poderosamente la atención cómo mis amigos que suelen colocar "memes" en Facebook y jugar City Ville, de repente se volvieron defensores de la humanidad en 30 minutos. Debía ver el video.

Debo confesar que después de verlo, salí a buscar en la Web cómo podía colaborar con tan loable labor. Vi que el "kit" de Stop Kony que incluye una pulsera, posters, y calcomanías costaba 30.00 USD y si lo querías con libros y franelas, costaba más de 200 USD.

Algo me dijo que no debía comprarlo aún (empezando porque la oferta en el video decía dos brazaletes y no uno) pero con "compartirlo" en Facebook no hacía mal a nadie. No sólo lo vi y lo compartí, sino que cambié mi profile picture usando el logo de #StopKony porque me pareció que está cuidadosamente diseñado, y ¿por qué no? quería ser parte de la campaña.

Faltaba poco para que salieran los "haters", a quiénes confieso amo leer porque dentro de su odio hay cosas rescatables. Ahí empezaron mis dudas. Empecé a preguntarme cómo es que la identidad de los niños de guerra no es protegida en la película, a dónde va el dinero de Invisible Children (si en teoría debes pagar tú mismo por el material POP), y qué pasaría despúes de que Kony fuese atrapado. Si Kony es malo o no, no se discute. Es un criminal que lleva 20 años haciendo de las suyas con su grupo extremista cristiano: LRA (Ejército de Resistencia del Señor, en español). Debe ir preso. Punto

Empecé a leer con ayuda de una colega en Facebook. Muchos cuestionan la transparencia de Invisible Children en EEUU, otros opinan que el video es bastante "indie", pero lo que me pareció más preocupante luego de verlo una segunda vez: afianza la visión de que los blancos, occidentales deben salvar África. Si se quiere, es un punto de vista bastante "imperialista".

También me pregunto: ¿Por qué luego de 20 años es que queremos llamar la atención sobre este criminal? o como apunta este artículo de Foreign Policy : ¿Por qué Kony y no la dictadura Ugandesa? Recordemos las despiadadas persecuciones a la comunidad LGBT en Uganda, entre otras cosas.

El video aclara que Kony ya no está en Uganda, entonces ¿para qué apoyar la intervención de tropas en Uganda? Eso no queda muy claro. Ahí recordé la Teoría de la Aguja Hipodérmica que aprendí en la Universidad.

Haber trabajado del lado de las ONG siempre me ha generado preguntarme "¿cómo puedo ayudar mejor, más rápido y más eficientemente a las víctimas?". Si bien es loable que queramos que Kony "pague cana" el video no nos explica qué hacer con las víctimas, con los niños. ¿Cómo sacarlos de ahí? Como se pregunta el mismo Michael Wikerson (@MJWikerson en Twitter) quien además vivió en Uganda-: ¿Qué va a pasar con los niños ya alienados después de que Kony ya no esté? También me lleva a preguntarme, cómo llevar un mensaje para una audiencia internacional con un léxico de guerra.

Hay muchas preguntas que quedan sin respuesta con respecto a #StopKony. Sin embargo, rescataría el hecho de que muchas más ONG podrían aprovechar el marketing viral para llevar sus mensajes a audiencias más amplias, que no sólo debe quedar restringidad a las grandes ONG como Amnistía Internacional.

Celebro que el video que pueden ver aquí nos ponga a debatir.

Si quieren leer más del otro lado de la moneda, aquí algunos links -en inglés-:

Reuters: http://www.reuters.com/article/2012/03/09/kony-uganda-idUSL2E8E92HC20120309

Kony 2012: Fraud? Just asking: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=fCv1GybEUxc

Visible children: http://visiblechildren.tumblr.com/

Washington Post: http://www.washingtonpost.com/blogs/blogpost/post/invisible-childrens-stop-kony-campaign/2012/03/07/gIQA7B31wR_blog.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario