Follow by Email

lunes, 19 de marzo de 2012

#StopKony2012 -in english-


I’m sure many of you have seen the video of #StopKony or #Kony2012. The video originally posted on YouTube and vimeo has now reached more than 7 million visits and I’ve seen –almost- all of my Facebook friends sharing it on their walls (myself inluded). The 30-minute film aims to raise awareness about Joseph Kony, the Ugandan warlord who is the “most wanted” criminal of the International Criminal Court's rank. It was produced by the American NGO Invisible Children.

I was rather impressed with how viral the video went. All of my friends who usually share ‘memes’ on Facebook and play City Ville, suddenly were human rights defenders after watching the video. I’ve got to see it!

I must confess that after watching it, I started surfing the web to see how could I help with this impressive work. First thing I saw: the “Stop Kony Kit” including a bracelet, posters, and stickers for only 30.00 USD. Plus, if I wanted it with books and shirts –to proudly show I donated money- the price was over 200 USD.

There was a little voice going over my head telling me I shouldn’t buy the kit. However, clicking "share" on Facebook was not harmful. Also, I changed my cover picture to the # StopKony logo, because I thought it was carefully -and beautifully- designed, and why not? I wanted to be part of the campaign!

The 'haters' were about to come out. I confess I love reading them because they unfold where the “politically correctness” do not dare. Then my doubts started. I began to wonder how the identity of the war children was not protected in the film, where does the money for Invisible Children go (as in theory, you pay yourself for POP material), and what would happen after Kony’s capture? Whether Kony is evil or not, is not debatable. He is a criminal who has spent 20 years around with his extremist group Christian LRA (Lord's Resistance Army, in Spanish). He has go to jail. Period.

I started doing some reading about Kony and Invisible Children with the help of a colleague on Facebook. Many questioned the transparency of Invisible Children in the U.S., others believed that video was quite "indie", but what I found most disturbing after seeing it for a second time, is that it reinforces the view that white Westerners must save Africa. Isn't it a bit "imperialist"?

I also wonder: Why is it after 20 years that we want to draw attention to this criminal? Or as noted by this article in Foreign Policy: Why Kony and not the Ugandan dictatorship? Remember the ruthless persecution of the LGBT community in Uganda, among other things.

If the video states that Kony is no longer in Uganda, then why supporting the intervention of US troops in Uganda? It is not clear. Then, I recalled the Hypodermic Needle Theory I learned in college.

Having worked with NGOs has taught me to always ask myself “how I can help the victims better, faster and more efficiently?". Whilst it is admirable that we want Kony in jail the video does not tell us what to do with the victims: Ugandan children. How to get them out? As Michael Wikerson (@ MJWikerson on Twitter) who has also lived in Uganda, asks: 'What will happen to the alienated children after Kony is gone? It makes me wonder, how to put across a message of peace with the jargon of war to an international audience?

There are many questions that remain unanswered on # StopKony. However, it’s useful to see how NGOs could use viral marketing to put forth their messages to broader audiences. –It proves is affordable for small NGO, not only for the biggest ones as Amnesty International-

I welcome the debate that this video has started!


If you want to read more on the other side of the coin:

Reuters: http://www.reuters.com/article/2012/03/09/kony-uganda-idUSL2E8E92HC20120309

Kony 2012: Fraud? Just asking:
http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=fCv1GybEUxc

Visible children:
http://visiblechildren.tumblr.com/

Washington Post:
http://www.washingtonpost.com/blogs/blogpost/post/invisible-childrens-stop-kony-campaign/2012/03/07/gIQA7B31wR_blog.html

jueves, 8 de marzo de 2012

#StopKony y la aguja hipodérmica


Ya muchos habrán visto el video de Stop Kony o Kony 2012 por ahí. En Youtube alcanzó hoy más de 7 millones de visitas y de seguro en Facebook viste algunos post (en donde me incluyo) refiriendo el famoso video. La película de 30 minutos busca crear conciencia en el mundo sobre Joseph Kony, el criminal de guerra ugandés que ocupa el primer lugar en la lista de más buscados de la Corte Penal Internacional. Fue producido por la ONG norteamericana Invisible Children.

Me llamó poderosamente la atención cómo mis amigos que suelen colocar "memes" en Facebook y jugar City Ville, de repente se volvieron defensores de la humanidad en 30 minutos. Debía ver el video.

Debo confesar que después de verlo, salí a buscar en la Web cómo podía colaborar con tan loable labor. Vi que el "kit" de Stop Kony que incluye una pulsera, posters, y calcomanías costaba 30.00 USD y si lo querías con libros y franelas, costaba más de 200 USD.

Algo me dijo que no debía comprarlo aún (empezando porque la oferta en el video decía dos brazaletes y no uno) pero con "compartirlo" en Facebook no hacía mal a nadie. No sólo lo vi y lo compartí, sino que cambié mi profile picture usando el logo de #StopKony porque me pareció que está cuidadosamente diseñado, y ¿por qué no? quería ser parte de la campaña.

Faltaba poco para que salieran los "haters", a quiénes confieso amo leer porque dentro de su odio hay cosas rescatables. Ahí empezaron mis dudas. Empecé a preguntarme cómo es que la identidad de los niños de guerra no es protegida en la película, a dónde va el dinero de Invisible Children (si en teoría debes pagar tú mismo por el material POP), y qué pasaría despúes de que Kony fuese atrapado. Si Kony es malo o no, no se discute. Es un criminal que lleva 20 años haciendo de las suyas con su grupo extremista cristiano: LRA (Ejército de Resistencia del Señor, en español). Debe ir preso. Punto

Empecé a leer con ayuda de una colega en Facebook. Muchos cuestionan la transparencia de Invisible Children en EEUU, otros opinan que el video es bastante "indie", pero lo que me pareció más preocupante luego de verlo una segunda vez: afianza la visión de que los blancos, occidentales deben salvar África. Si se quiere, es un punto de vista bastante "imperialista".

También me pregunto: ¿Por qué luego de 20 años es que queremos llamar la atención sobre este criminal? o como apunta este artículo de Foreign Policy : ¿Por qué Kony y no la dictadura Ugandesa? Recordemos las despiadadas persecuciones a la comunidad LGBT en Uganda, entre otras cosas.

El video aclara que Kony ya no está en Uganda, entonces ¿para qué apoyar la intervención de tropas en Uganda? Eso no queda muy claro. Ahí recordé la Teoría de la Aguja Hipodérmica que aprendí en la Universidad.

Haber trabajado del lado de las ONG siempre me ha generado preguntarme "¿cómo puedo ayudar mejor, más rápido y más eficientemente a las víctimas?". Si bien es loable que queramos que Kony "pague cana" el video no nos explica qué hacer con las víctimas, con los niños. ¿Cómo sacarlos de ahí? Como se pregunta el mismo Michael Wikerson (@MJWikerson en Twitter) quien además vivió en Uganda-: ¿Qué va a pasar con los niños ya alienados después de que Kony ya no esté? También me lleva a preguntarme, cómo llevar un mensaje para una audiencia internacional con un léxico de guerra.

Hay muchas preguntas que quedan sin respuesta con respecto a #StopKony. Sin embargo, rescataría el hecho de que muchas más ONG podrían aprovechar el marketing viral para llevar sus mensajes a audiencias más amplias, que no sólo debe quedar restringidad a las grandes ONG como Amnistía Internacional.

Celebro que el video que pueden ver aquí nos ponga a debatir.

Si quieren leer más del otro lado de la moneda, aquí algunos links -en inglés-:

Reuters: http://www.reuters.com/article/2012/03/09/kony-uganda-idUSL2E8E92HC20120309

Kony 2012: Fraud? Just asking: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=fCv1GybEUxc

Visible children: http://visiblechildren.tumblr.com/

Washington Post: http://www.washingtonpost.com/blogs/blogpost/post/invisible-childrens-stop-kony-campaign/2012/03/07/gIQA7B31wR_blog.html

lunes, 28 de noviembre de 2011

Amores cómodos


Siempre me ha generado curiosidad el cómo la gente pasa sus depresiones, cómo sale del hoyo, cómo pasa del "marica, ando depre chama" a otro estado de felicidad.

Lo cierto es que hay tantas formas de salir de la depresión como hay gente en la calle. Cada cabeza es un mundo, pues. Hay quiénes se refugian en Dios, quienes encuentran un nuevo hobby, quienes compran una mascota, quienes buscan parejas online, en fin, de todo y para todos.

Y aunque no pretendo juzgar a nadie ni tampoco decir "Cómo salir de una depresión en 10 sencillos pasos", sí podríamos evaluar cómo hace cada quién, que por lo general se refugia en un amor que le resulte cómodo que sea algo así como unidireccional, porque sencillamente preferimos no salir heridos de nuevo, y bueno, siempre estará dentro de nuestra zona de comfort.

Renovaste tu Fe y ahora crees en Dios, te acercaste más a tus papás porque son los únicos que te van a querer sin que hagas esfuerzo alguno (seas un matón, un malandro o un boy scout), compraste una mascotita que siempre te meneará la colita o te verá con ojos de cariño cuando el resto de la gente cree que eres gordita y feíta. En fin, creo que el amor de Dios (para quienes crean) el amor de Padre y el amor de una mascota son los 3 amores incondicionales puros que uno podría encontrar en la vida.

¿Es mejor o peor? No lo sé, pero con los amores incondicionales la tenemos fácil. Con el resto del mundo debemos comunicarnos, responsabilizarnos de nuestros actos, cultivar relaciones y esto toma tiempo, esfuerzo, y recursos que se ponen en riesgo.

En mi opinión, no hay nada más satisfactorio que tener un mejor amigo/amiga con el que has invertido tiempo, dinero, esfuerzo y sentimientos pero cuya respuesta y apoyo jamás será igual a la de tu mamá o a la de tu gato. Tener una pareja a quién hablarle cuando llegas cansado y pasaste un mal día sin miedo a que te critique (como tus papás), que te de una palabra de aliento (como nunca podrá hacerlo una mascota), y que te de esa palabra de aliento de inmediato (no como Dios, que se toma su tiempo).

Dará miedo hacer amigos, buscar pareja, pero les juro que vale demasiado la pena tener a alguien que no lleva tu sangre y aún así te entienda, te apoye y crea en ti. Creo que en Venezuela la amistad es como un capital, y nada podrá compararse con tus amigos venezolanos.

lunes, 15 de agosto de 2011

Ai can toc guachinton tu


Ojalá este post estuviese patrocinado por el famoso curso online por la que el título es famoso, pero no.

Haré un par de consideraciones desordenadas, subjetivas y aleatorias que he pensado en estos últimos meses en Venezuela, sobre la gente que estudia inglés, la que quiere hablar inglés, y al que ni le importa hablar inglés aun sabiendo que lo necesita.

1. ¿Cómo a estas alturas del partido aún uno se tropieza con altos gerentes jóvenes, personas con buenos cargos en la empresa privada, ONGs y administración pública cuyo manejo del inglés es CERO? No es que "no eres gringo", es que te estás quedando en el aparato mijita.

2. Escuché de una universidad pública venezolana -es en serio- que pretende eliminar el inglés de su Pensum. Esto, es sencillamente un fraude. Pidan que les devuelvan sus reales porque esa Universidad en la que estudia, es peor que la Patricio Lumumba en Moscú (que ya es bastante decir).

3. ¿Hiciste 20 niveles en el CVA, club de conversación en el British, 40 niveles del Loscher y 2 años en Idiomas Ruge y aún NO HABLAS inglés? Olvídate del tango, es culpa única y exclusivamente tuya. Si crees que eres "muy bruto para los idiomas" pues seguramente lo seas. También eres rolo e' flojo.

4. "No tengo real para un curso". Mamita, más expuestos al inglés no podemos estar: música, internet y televisión en inglés. No seas cara e' tabla y aprende solita.

5. Si aún no tienes ni siquiera un manejo instrumental (ergo, que leas un texto y entiendas) del inglés, pues te estás perdiendo del 70% del conocimiento en el mundo. Es como si no supieras leer o escribir.

Seguiremos espichando.

lunes, 1 de agosto de 2011

Hazte un favor: vive solo


Si con 26 años pudiese “aconsejar” a alguien sobre algo que no es mi problema–y de gratis-, le diría: aprende a vivir solo o sola. Pasa trabajo solito, por muy poco atractivo que suene.

Vive solo. Creo que viviendo solo, sola, solito, íngrimo (que no es lo mismo que aislarse) es la forma de aprender a ser responsable, de no culpar a nadie porque no hay agua fría en la nevera sino asumir tu barranco, de llegar a la hora que quieras sin ladillar a más nadie, y finalmente (tratar de) tomar riendas de la vida de uno. “Adultarse” pues, con las libertades de la soltería, que si te jodes por ahí, sufres tú y no le jorobas la paciencia a más nadie, que si te enfermas, googleas y te automedicas, que si no hay ropa limpia, es tu culpa, de más nadie. Sí, esta es la parte en donde aprendes a ser irresponsable también y a notar la diferencia.

Hazte un favor: vive solo, resuelve solo y deja de achacarle tus problemas al resto de la humanidad, como si todos estuviesen en la obligación de “ayudarte” porque eres madre soltera, porque eres “pobrecita”, porque no tuviste las oportunidades que tuvo el resto –las oportunidades se las hace uno solito, por cierto-, porque no tuviste mamá, papá o hermanos que te quisieran, porque “te mereces” que te ayuden, porque “eres mujer”, y miles de etcéteras. Te tengo noticias: la humanidad entera no tiene la culpa, el trabajo sigue siendo la forma de superación más (im) popular en el mundo, y Michael Jackson se murió. Move on!

Poco a poco la gente ha dejado de agotar el recurso de resolver por sí mismo y luego, si no puede resolver, fastidiar al resto. Poco a poco la gente ladilla más preguntando cosas que puede googlear y ver soliiiiito como por ejemplo, cómo hacer carpetas CADIVI, cómo hacer una transferencia bancaria, cómo pedir la cita para el pasaporte, cómo comprar por Amazon,.com cómo hacer un jugo de mango o cómo localizar la oficina del SAIME en Parque Miranda. Googlea, que lo que Google no sabe, Twitter te lo dice.

Ah! Y si puedes, vive solo en otra ciudad, o hasta en otro país. Haz caso.

viernes, 17 de junio de 2011

Amor en tiempos de Twitter


Ya Datanálisis en tweets de Luis Vicente León, lo dijo clarito: "En Venezuela hay paridad entre población de hombres y de mujeres. Asi que el que tenga más de un@ fuñe a otr@". Tukiti.

Entonces, resulta que a cada mortal venezolano le toca su media naranja, su cuartico de majarete, su pedazo de bisteck. Muy bien hasta aquí. Muy esperanzador el mensaje.

Sin embargo, las serias encuestadoras aún no se han percatado de cómo se maneja el amor moderno: esos dos que se conocieron por twitter, tenían amigos en común por Facebook, par de compañeros en común en LikedIn. O también, están los chamos que se conocieron en un partido político o en una marcha, o en una charla de mequieroir.com

Lo cierto, es que vale la pena preguntarse si el amor moderno sólo puede decretarse por las formas que adquiere: Nos mandamos mensajitos por Twitter, nos taggeamos en Facebook, nos pusimos "In a relationship".

Más bien creo que el "amor moderno" adquiere la forma de: "¿te has hecho una prueba de ETS recientemente?", "convivamos un tiempo antes de saber si podemos vivir casados bajo un mismo techo", o como los gringos y canadienses: "vivamos juntos para compartir gastos", un "¿estarías dispuest@ a mudarte de país conmigo o estar a distancia?". O cualquier otra pregunta por el estilo que ya no se me ocurren.

Tal vez, en Venezuela somos más conservadores de lo que creemos. Conozco hombres que esperan a una mujer que murió -más o menos- en el siglo XIX y que esperan que les detalle cada paso que dan o que están por dar. Conozco mujeres que esperan a un hombre que -capaz- no ha nacido todavía.

Welcome to the 21st century: Ya EEUU tiene un presidente negro y los gays se están casando.

viernes, 10 de junio de 2011

El venezolano que se fue, el que se quiere ir y el que se queda


Basta darse un paseíto por Caracas o el interior para darse cuenta de que aquí conviven por lo menos 4 ó 5 venezuelas distintas.

Sin embargo, aquí sólo hablaré de la venezuela que conozco, la de mi círculo, la del profesional joven que quiere casa, carro, un buen trabajo y despegar profesionalmente.

Después de decenas de debates con mis amigos sobre el éxodo venezolano, sobre el emigrante de avión, llegué a una conclusión sobre los "tipos de venezolano" que se puede encontrar uno por ahí:

1. El que se fue: debo confesar que yo tenía una imagen muy negativa del venezolano que se iba. Imagen que cambió 180 grados después de haber vivido fuera y conocer venezolanos maravillosos, que me corroboraron que somos cálidos, que nos gusta ayudar al otro, y a los que uno puede decirle "ya vengo, voy a hacer pipí" sin que te vea raro como esa gente del primer mundo que sólo dice "permiso".

No serán todos, pero hablo desde mi experiencia, y pasar un diciembre con familias venezolanas, me recordó la clase de gente que somos.

Sin embargo, en esta categoría también entra el que tiene un par de años afuera y se convenció de la noche a la mañana de que en Venezuela solo habitan indígenas, que no saben nada del mainstream, no conocen el iPad, y que aún vivimos de la caza, la pesca y la recolección.

2. El que quiere irse: (inserte quejas diarias, despotricar del gobierno y del país) Vive quejándose por todo -con razones válidas- y dice que quiere "irse a donde sea" -donde sea que hablen español porque le da ladilla hablar otro idioma-. Un porcentaje muy bajo, ha averiguado realmente cómo irse, cómo obtener una carta de residencia, o piensa que "una oportunidad" le va a caer del cielo -como si Steve Jobs viniese a Caracas a hacerle una oferta de trabajo, con visado incluído-.

3. El que se queda: En esta categoría entra el que no puede irse o el que sencillamente cree que un mejor país es posible, y se queda luchando por ello.

También entre el que quiere irse y el que se queda, está el que despotrica del país pero por comodidad se queda, porque en el fondo sabe que afuera no tendrá carro (porque la gasolina no está subsidiada), no tendrá cachifa -porque cuestan un realero-, o no podrá ir a la peluquería dos veces por semana porque queda arruinada, porque tendrá que pagar una factura altísima de electricidad y agua, o porque tendrá que "pasar frío" y "allá no hay playa" (al menos en otros países, no debe haber tiroteos en las playas, digo yo).


Lo cierto es que nadie tiene derecho a criticar al que se va en búsqueda de más estabilidad y un país en donde no te maten por un blackberry, ni al que se queda creyendo en un mejor país. Creo que a los venezolanos nos gusta encontrar razones para dividirnos y criticarnos unos a otros. Ya dije ya.

Sociable