Follow by Email

miércoles, 13 de abril de 2011

¿Cuánto hay pa' eso?


Para ninguno de ustedes es secreto que vivimos en un país (Venezuela) con los valores invertidos. Aquí el que menos tiene, aparenta más. El más vivo, es el mejor. El que tiene más mujeres fuera del matrimonio, es más mashio que Fernando Colunga.

Pero mi queja de hoy viene con el "cuánto hay pa' eso" que es la frase que le sigue a cualquier respuesta que le haga un funcionario público, como pa' ve cuánto le saca a usted. Destaquemos, que es un funcionario que ya devenga un salario que viene de los impuestos suyos. Es decir, tiene que pagarle doble por un trabajo que a ese funcionario le corresponde hacer. No basta con calarse que la mujer se lime las uñas o ande pegada al celular en lugar de atenderlo, no basta con calarse el "ay, el muchacho que atiende no está. Tiene el niño enfermo" -como si el hijo de Pepito fuese problema suyo-. No, además tiene que darle "pal jugo y pal cachito". Válgame Dios.

Lo cierto es que ojalá el "cuánto hay pa' eso" se aplicara a otras áreas en las que sí es pertinente el uso del "cuánto hay pa' eso". El más claro ejemplo es de los honorarios profesionales. En Venezuela, muy poca gente tiene noción de que el conocimiento de algo cuesta dinero. Y así, el más perfecto desconocido viene a pedirle a usted una "consultica" cuando usted es consultor, es decir, que vive de responderle preguntas a los que quieren una "consulta".

O es que los hombres le piden un "rapidito" gratiñan a las prostitutas, o un "golpecito" a un boxeador, o un "tactico" al urólogo. ¿No verdad? Entonces ¿por qué se guindan a echarle el cuento de los años que el esposo de su prima pasó trabajando y no le pagaron su liquidación, a un abogado "pa' ver qué le aconseja"? Entonces él sí es capaz de pagarle a un Fiscal pa' que levante el choque de forma tal que el seguro se lo cubre, pero no es capaz de pagarle sus honorarios a un abogado o al diseñador gráfico que le hizo las tarjetas de presentación. No me jo.

Hace poco entré al bisnes de la consultoría y alguien -medio conocido- me pidió información que me ha costado 2 años investigar para poder montar mi taguara. Me la pidió "de pana y todo". ¿Cómo es que lo demás le ponen precio a tu trabajo? Porque además si les dices que NO, hasta te echan mal de ojos, "porque eres mala gente".

Andate, que si yo sé algo que tú no sabes hacer, no puedes hacer o tienes flojera de hacer, debes pagarme en cash.

2 comentarios:

  1. al principio pense: mas de lo mismo... pero cuando entras al tema de la consultoria... es muy real eso, siempre los panas, la familia, el conocido, todo elmundo quiere una consultica ahi..de pana y todo!! no me jo!! me uno a tu causa, paga y en cash

    ResponderEliminar
  2. Ana Melissa:

    Buenas noches, mija, si ya de ese vallenato, yo me sé bien la letra. Te cuentan todos los rollos y traumas de su vida, te explican cual es el problema que los aqueja, te hacen trabajar como un polero guajiro en la avenida El milagro, te preguntan hasta cual era la editorial de los libros que estudiasteis y luego a la hora de resolver el problema, "Dios te lo pague" y ¿ Me vas a cobrar, vale ? Yo que pensaba que éramos amigos, casi que hermanos

    ResponderEliminar